El Método


Dos son los puntos esenciales en la obtención de opciones y soluciones: hacer las preguntas adecuadas e imaginar detalladamente por qué no funciona o cómo podría funcionar. No siempre será posible poner a prueba inmediatamente las ideas, por lo que se ensayaran en modelos, algo así como una maqueta "piloto", dinámica y compleja.


Las preguntas
Además de visitar el entorno, real o figuradamente, para experimentarlo en varias dimensiones, se recabará la información que se precise para definir la cuestión-problema.
Se llevará a cabo un trabajo de "investigación", buscando aspectos no obvios y conectando los puntos mediante sus links menos evidentes.


En cuanto a las preguntas; estas podrían ser del tipo: ¿Se ha hecho ésto antes? ¿Dónde y cómo?
¿es un problema nuevo?; ¿Qué se sabe?; ¿Qué opciones creen hay? (hasta el momento de llegar yo).
¿Por qué no se probaron?; ¿Son  demasiado caras? ¿se podrían hacer de otra forma, más barata o rápida o segura, o todo ello?, ¿Que personas hay implicadas?, ¿que tipo de tecnologías?
Las preguntas servirán para definir mejor la cuestión, además de empezar a sacar a flote algunas conexiones y detalles ocultos (o menos visibles).

Juntando todo el material obtenido de las experiencias previas, documentación, libros y explicaciones de expertos, posiblemente surjan preguntas nuevas. Normalmente me concedo un pequeño descanso o dejo el tema aparcado por unos días. La solución (o soluciones) suele(n) estar -de algún modo- dentro del problema, por lo que puede parecer que se revela espontáneamente, además de que el "empaparse en la cuestión" facilita que el subconsciente coopere aportando alguna clave, relación o información esencial.


Desconectando mentalmente los hechos puede tratar de imaginarse cual es la relación funcional, y en que nivel se produce ésta. A veces se dan correlaciones que pueden aparentar ser una causa-efecto, pero otras las conexiones indirectas pueden ocultar la verdadera causa.


El movimiento se demuestra andando, y las ideas deberán ponerse a prueba. Un gran problema en realidad se descompone en una serie de problemas menores, y quizá en conexiones fallidas entre ellos. "Reparar" el problema mayor será posible si se afina el funcionamiento de algunas de sus partes principales.

La intuición también tiene cabida en el proceso, pero siempre deberán poder definirse y ponerse a prueba. A veces puede parecer un atajo ventajoso, pero no cabe fiarse sin someterlo a test.

Comentarios