Soluciones limpias para un asunto sucio


¿Estamos ahogándonos en nuestra propia "porquería"? (basura, excrementos, residuos sólidos urbanos - e industriales, mineros y ganaderos-, contaminación urbana,etc.). Aparentemente ya se están haciendo las cosas mucho mejor, pero si se contempla el problema globalmente podría resultar que es más una ilusión que algo real. Muchos residuos literalmente se están exportando, en un intercambio en el que se importan bienes y se exportan residuos. Otras veces simplemente se exportan las industrias y actividades económicas más contaminantes, como es el caso de la producción de carne de cerdo, que genera una gran cantidad de contaminación en forma de purines. En general no se está atajando el problema más que superficialmente, como si barriéramos la suciedad bajo la alfombra.





Vaya Mierda!
Maloliente, sucia, tóxica, corrosiva… pero aún con todo es menos dañina que los residuos inorgánicos (que no reaccionan ni se descomponen ante las bacterias), por lo que no desaparecerán de nuestra vista -o de los vertederos- hasta pasados siglos, hasta mil años en el caso de los plásticos o 4000 años en el caso del vidrio. Y aún es poco si lo comparamos con los residuos nucleares, pues algunos de éstos aún seguirán desprendiendo partículas peligrosas 10.000 años después de haberse introducido en el núcleo de un bidón relleno de hormigón. Es más que “probable” que ni el bidón ni el hormigón aguanten enteros hasta su fecha de caducidad, pero eso ya será problema de otros.

Divide y vencerás
La mejor estrategia es enfocar el tema de los residuos en su origen y separadamente (aunque no del todo aisladamente) según cada tipo de residuo. Los plásticos y los residuos nucleares tienen -aparentemente- poca relación, por lo que las estrategias se basarán en diferentes fundamentos, que se desarrollarán en base al mejor conocimiento posible de los detalles, factores, conexiones, etc.


La "industria militar" también produce sus propios residuos, incluído material atómico. En la imagen, un "cementerio" de submarinos rusos, donde se procede a su desmantelamiento.



Los países "en vías de desarrollo" a menudo aún no pueden pagar tecnologías que incineren o reciclen todos sus residuos, ni exportarlos (salvo a países aún más pobres), por lo que continúan aplicando la acumulación en vertederos.



El agua -junto con la vida que ésta alberga y alimenta- se ve gravemente afectada por la contaminación, así como la acumulación de residuos de todo tipo, pero especialmente los productos químicos y otros productos solubles.


La industria del plástico se beneficia de una ingente producción de envases para bebidas embotelladas y productos alimentarios, los cuales tienen una vida útil extremadamente corta y una duración del residuo de varios siglos. Los bioplásticos o plásticos biodegradables podrían aliviar en gran medida la situación. Otras opciones alternativas o complementarias serían las fuentes públicas de agua potable, los envases retornables y/o reutilizables, la depuración (mediante osmosis?) en edificios de viviendas, restaurantes y bares, la reducción de envases innecesarios o excesivos. A nivel personal, la costumbre de llevar bolsas de compra de malla (plegables) y cantimploras para agua o bebidas, y yendo un poco más allá, comprando en comercios con atención personal, donde puede llevarse una fiambrera metálica para evitar los envases de plástico.


La electrónica de consumo depende de la extracción de minerales estratégicos, siendo la vida útil de los productos cada vez más corta, generando montañas de residuos que se han de volver a separar. Mientras la industria ofrece pocas alternativas (pero sí algunas, como estos modelos de teléfonos móviles más ecológicos), parece que casi toda la responsabilidad recaiga otra vez sobre el (desinformado) consumidor, que debería optar por no sucumbir a la obsolescencia percibida (magníficamente promovida por el marketing), que nos "obliga", por ejemplo, a cambiar de móvil cada dos años (si no antes). La reutilización por terceros, el mantenimiento, el diseño "de la cuna a la tumba", además de cierto espíritu frugal, podrían hacer mucho por mejorar la situación.


Una vez más, cuando adquirimos un producto electrónico no pagamos ni un centavo por las externalidades como los efectos dañinos de la minería de los metales esenciales para estos productos, ni de las condiciones de trabajo de quines participan en la cadena de reciclaje.


Los plásticos y otros productos sintéticos son muy resistentes a la descomposición, por lo que terminan siendo arrastrados por ríos, rieras y vientos a mares y océanos, acumulándose y creándose gigantescas islas de basura flotante, hasta que se van desmenuzando en partes cada vez más pequeñas, que acaban pasando a la cadena alimenticia... hasta volver a los seres humanos.


El aumento de la población y la globalización implican un comercio marítimo intenso, que genera residuos por sí mismo, incluyendo los propios barcos mercantes y petroleros, que son "reciclados" mediante trabajo de alto riesgo en los "países en vías de desarrollo".


Pese a las promesas de un futuro inmediato altamente automatizado, no parece que se vayan a eliminar los "empleos" más duros y peligrosos, como los de quienes se dedican al "reciclaje" de grandes barcos. En realidad, la automatización va por el camino de sustituir los empleos más cualificados, al contrario de lo que se ha hecho creer en las décadas pasadas por los "expertos".

https://www.nbcnews.com/news/us-news/plastic-straw-ban-cigarette-butts-are-single-greatest-source-ocean-n903661
Las colillas de tabaco (los filtros en particular) son uno de los residuos más abundantes en casi toda la geografía del planeta, y sobre todo en las playas. Además de la necesidad de concienciación sobre el problema, cabría plantear la eliminación de los filtros integrados en el propio cigarrillo, sustituyéndolos -si acaso- por filtros reutilizables, más efectivos y a la larga económicos.

https://www.yorokobu.es/chicle-singapur/
La goma de mascar (chicle) no sólo es insalubre para el consumidor sino que supone un importante problema de limpieza y salud pública. Cada chicle mascado y arrojado al suelo puede acumular miles de hongos y bacterias que amenazan la salud de niños y adultos. Por si esto fuera poco, la difícil eliminación de cada chicle pegado supone un coste que dobla el de su precio de venta, por lo que literalmente todos acabamos pagando los chicles que son arrojados al suelo tras ser mascados.



En la sociedad tecno-financiera actual es frecuente que hasta los objetos más puros y limpios tengan una importante huella ecológica. El caso de los diamantes y el oro de las joyas depende de una industria minera que transforma el paisaje, contamina y distorsiona la economía de los países productores, haciendoles víctimas de la maldición de los recursos.

Gigantesco yacimiento a cielo abierto, de minería de diamantes


Incluso dejando al margen consideraciones éticas, la ganadería intensiva, tanto para la producción de leche como de carne, supone otra importante carga ecológica. El consumo de agua y la eliminacion de los desechos generan no solo un gran gasto sino también grandes dificultades, por lo que algunos países (los más pequeños y ricos) ya prefieren comprar la carne a producirla (criar ganado).


Otros residuos son más específicos y aún más difíciles de reciclar, como las baterías o pilas, por ejemplo. El caso de los neumáticos de automóviles es otro más de los que son dificiles de solucionar mientras el transporte dependa en tan gran medida de vehículos que circulan sobre asfalto. Posiblemente, en un futuro próximo, a los tranvías, coches compartidos y autobuses limpios se unan otros transportes públicos como los Sistemas de Transporte Personal Rápido o los taxis autónomos (que podrían perfectamente ser taxis voladores). Mientras las opciones tecnológicas se multiplican hemos de tomar medidas basadas en el sentido común y estrategias bien estudiadas.


Del petróleo se obtienen plásticos y productos químicos, combustibles y asfalto. También la goma de mascar moderna (que se obtiene sobre una base de plástico neutro o acetato de polivinilo) y los neumáticos (por los cauchos sintéticos).


Los vertidos de petróleo accidentales suelen ocupar espacio por algún tiempo en los medios, pero no es así con los vertidos regulares e intencionados, que no generan imágenes espectaculares como la de unos delfines ahogados en petróleo crudo o unas playas ennegrecidas.

Niños kuwaities jugando al balón en las cercanías de pozos petrolíferos ardiendo, durante la Guerra del Golfo.

Acero prensado para su reciclaje.

Baterías de arranque usadas, de automóvil de combustión interna

El automóvil eléctrico puede facilitar una mejora en la calidad del aire de las ciudades, sin embargo no evita el desgaste de neumáticos (ni del todo el de frenos), ni la necesidad de asfalto, además de continuar ocupando demasiado espacio público si son privados, o de generar un consumo mayor (y distinto) de otro tipo de recurso: las baterías. A este respecto cabría plantearse si no son más limpios -de momento- los  automóviles híbridos, o que sería mejor que los vehículos eléctricos híbridos funcionaran con super-condensadores en lugar de baterías, aunque sus autonomías fueran mucho menores. Posiblemente, en un futuro próximo sea la tendencia ganadora, pues cuando la Carga sobre la marcha sea posible, la autonomía y el tiempo de carga dejaran de ser el problema en los vehículos 100% eléctricos

En las playas se acumulan distintos tipos de residuos, pues éstos son arrastrados por riadas, ríos o corrientes y depositados en la orilla por la olas o las mareas (al menos los residuos que flotan).

Las depuradoras, con su tratamiento bacteriológico y filtros de sedimentos, intentan eliminar los contaminantes de las aguas grises antes de devolverlas al mar. Algunos sistemas pueden ser tan eficientes que el agua podrá emplearse para fines agrícolas. Sin embargo, las ocasionales sobrecargas pueden reducir la efectividad de los sistemas de depuración, por ejemplo cuando se acumulan restos de fármacos (se han detectado fármacos antidepresivos en las aguas grises de varias grandes ciudades), que son excretados por la orina. Otras veces se trata de medicamentos autorecetados, Se está estudiando el efecto de algunos de los más comunes (como el Ibuprofeno) en la resistencia de bacterias como la Escherichia Coli


El Monumento a la Civilización es una propuesta conceptual de gran torre vertedero de basuras y residuos, para cada una de las grandes ciudades del mundo. Normalmente estas torres serían más altas que los más altos rascacielos de cada una de estas ciudades.




Podemos reflexionar sobre todo esto mientras estamos sentados en la taza del inodoro (WC) a punto de usar el papel higiénico, hecho con pulpa de papel para cuya producción se destinan -parcialmente- plantaciones de especies vegetales de crecimiento rápido (como caña) además de papel reciclado.


Las Soluciones


en construcción


En general, se puede considerar efectiva una estrategia combinada de las 3 Rs: Reduce, Reutiliza, Recicla (+ Recuperar, utilización del residuo generado en otro proceso distinto del que lo ha producido, serían las 4 Rs). La cuestión será -una vez más- el cómo, más que el qué.

Qué hacer con lo orgánico?
   Los Composteros se revelan como una gran opción, pero éstos pueden ser grandes composteros municipales o bien pequeños composteros comunitarios, que sustituyan la recogida separada de la fracción orgánica.
   Una gran ventaja de la fracción orgánica es que puede eliminarse (transformarse) de forma efectiva y limpia, produciendo energía renovable a precio competitivo.
   
Otras opciones -adicionales, no excluyentes- son los sistema de recogida neumática con trituradores

Para la recogida de la fracción orgánica parecen interesantes las bolsas biodegradables, que facilitarían evita malos olores.
   
Otra posible opción a considerar serían los trituradores
  Bacterias. Sistema sifón para evitar olores
Recoger desde casas? Desagüe especial? Unir en bajante general con inodoro

Una formula efectiva para responsabilizarnos sobre la generación de residuos podría ser el pago de la tasa de basuras sin tarifa plana, sino en función del peso de ésta.

Sustituir la tarifa plana de la tasa de basuras por un pago en función del peso de ésta
RFID food waste disposal system that is able to weigh how much trash each household generates and bill it accordingly.

Sin embargo. esta opción debería estudiarse un poco más atentamente, pues no solo debería pagarse por la fracción orgánica (más bien esta podría ser gratuita, pues podría pagarse con la energia obtenida, además de la venta del compost). Sin embargo, ésta parece la opción que se está barajando, con lo cual seguríamos sin incentivos para ser cuidadosos con el consumo de envases de plástico.







Opciones
Recogida puerta a puerta?
Trazabilidad de los residuos?
Reducir y reutilizar
Bioplásticos
Agua purificada. Osmosis
  Cantimploras. Pagar por envases de plástico.
Composteros para huertos
Reciclaje de electrodomésticos muebles bicicletas etc
Evitar las pilas
Pañales y compresas?
Máquinas de compost
Inducir cambios en envasado con industria alimentaria
Consensuar soluciones con expertos de grupos ecologistas

Grupos de residuos: 
WC - depuradora biológica
Orgánico - compost
Restos de aceite
Pañales y compresas -    incineración?
Plásticos bebidas
Tetrapack
Papel y cartón: publicidad - revistas-  libros de texto
Vidrio: conservas y botellas. Sistemas alternativos

Latas de acero y aluminio
Pilas - prohibir en juguetes?
Ropa y Tejidos

Otros: herramientas utensilios electrodomésticos Restos de pintura
Separación en origen o destino?


Comentarios