Movilidad Sostenible y Segura


Coincidiendo con la celebración del Car Free Day, podría haber escrito un post ensalzando las ventajas del uso del transporte público y la bicicleta, o -incluso- de andar más. Pero en este post he preferido escribir sobre seguridad allí donde se encuentran o cruzan diferentes medios de transporte: en los pasos a nivel, en los andenes de estaciones de metro y tren, y también en las aceras, en las que los peatones deberían poder sentirse seguros. En otros post ya he escrito sobre las buenas razones que tenemos para intentar reducir el uso del automóvil, especialmente en las ciudades. Además de las muchas y buenas razones también hay muchas opciones, pero que dejan de ser válidas si el espacio y los recursos económicos se destinan de forma mayoritaria a facilitar la circulación de automóviles, a la vez que no se invierte apenas en la seguridad de peatones y ciclistas, los más frágiles y desprotegidos.


Dummy ciclista a punto de ser embestido por un automóvil para estudiar los daños.

Se dice que se trata de incentivar el uso del transporte público y de la bicicleta, pero en la mayoría de los casos no se planifica ni invierte - al menos de un modo efectivo- . Para que la gente quiera evitar el automóvil privado éste debería ser la peor opción; para lo cual las demás opciones aún deberían mejorarse sustancialmente. Todo es cuestión de detalles; para animar a caminar un poco más, o moverse en bicicleta para los trayectos cortos, deberían tomarse medidas encaminadas a mejorar la seguridad y comodidad de peatones y ciclistas, dándoles prioridad (también en los semáforos), separándolos del humo y ruido del tráfico, eliminando obstáculos en la medida de lo posible. Para los ciclistas no sólo se trata de carriles apropiados y seguros, sino de aparcamiento seguro, que en la mayoría de ciudades aún faltan (salvo en países como Holanda o Dinamarca). A los peatones, que somos todos, nos sobran semáforos en los que tras esperar -armados de paciencia- durante un tiempo excesivamente largo, se ha de cruzar la calle casi al trote para no hacer esperar a los automovilistas ni un segundo más de lo necesario. No hace falta ser muy observador para comprobar que aún hay muchas cosas por mejorar si queremos tener ciudades limpias de humo y más libres de automóviles, entre otras, un diseño enfocado en la intermodalidad, y que facilite el uso confortable y seguro de transporte público y bicicleta.


Los pasos a nivel, con o sin barreras, no sólo son un peligro para los vehículos, sino también para peatones y ciclistas. Y no sólo son un riesgo, sino una gran fuente de estrés, incomodidad y ruido.

Y como ya he mencionado en otros post, una buena estrategia para reducir el uso de los automóviles no solo trata de bicicletas y transporte público; además de nuevas tecnologías (vehículos personales eléctricos, y previsiblemente en un futuro próximo PRTs), por estas y otras razones se ha de considerar reducir la necesidad de transporte urbano e interurbano mediante cambios en las jornadas de trabajo, los horarios y calendarios lectivos de los estudiantes, o las tecnologías que evitan desplazamientos por reuniones.

Seguridad


Los accidentes por atropellos resultan especialmente trágicos cuando son varias las víctimas mortales en un solo accidente, siendo especialmente dramáticos si éstas son niños, tal como sucedió en el accidente de la localidad holandesa de Oss del 20 de Septiembre de 2018, en el que 4 niños murieron al ser arrollado por un tren el vehículo eléctrico ligero en el que eran transportados al colegio, al no poder parar a tiempo su conductora en un paso a nivel con barrera. Pero no son casos tan aislados como pudiera creerse, ni siquiera en los Países Bajos, ni tampoco en los pasos a nivel. Solo en el paso a nivel de Oss se habían producido anteriormente 6 accidentes desde 1975.

https://www.dutchnews.nl/news/2018/09/four-children-ferried-to-school-by-electric-wagon-die-in-level-crossing-tragedy/



En la UE los accidentes de los pasos a nivel son la csusa de un 1% de las víctimas mortales de los accidentes por carretera, lo cual aunque pueda parecer poco, es muy superior a la cifra de víctimas por terrorismo. La cifra de víctimas mortales -en la UE- de solo dos años en los pasos a nivel ferroviarios es aproximadamente la de victimas de terrorismo durante el período 2000 - 2015, en los mismos países. Sin embargo, a tenor de lo publicado en los medios, parecería que fuera al revés.

Clásico paso a nivel de un tren eléctrico de juguete, tal como lo conocemos "desde siempre" también en el mundo real


Los accidentes de los pasos a nivel no deberían sorprendernos tanto si consideramos que la tecnología de éstos data del siglo XIX y se mantiene en todos los países con muy pocas variantes (la más espectacular incorporación tecnológica podría ser que ahora las luces son LED). La seguridad de los pasos a nivel con barrera, además de ser una tecnología muy elemental resulta poco efectiva porque las barreras más habituales apenas pueden impedir el paso a un vehículo ligero, suponiendo que no pueda parar porque los frenos no respondan (algo muy común en los vehículos con frenos de disco tras mojarse éstos en un charco). Sin embargo sería bastante fácil - y relativamente económico- sustituir las poco eficaces barreras habitualses por sólidas barreras deslizantes y/o telescópicas, que además de poder parar un vehículo ligero descontrolado, aportarían seguridad a peatones con niños pequeños -o animales domésticos-, que normalmente pueden pasar por debajo de las casi simbólicas barreras sin apenas dificultad.







Además de sustituir las barreras por sistemas más seguros (o añadirlos), como podrían ser los portones correderos - telescópicos de la imagen superior, convendría separar siempre los pasos de peatones y ciclistas del resto de vehículos, así como dejar espacio suficiente entre las barreras y las vías, cerrar con suficiente tiempo de antelación (pero no demasiado). Otra medida de seguridad sería reducir la velocidad de paso de los trenes, de modo que aún pudieran parar si vieran un vehículo atascado en las vías.
Idealmente, los trenes (y quizá también los tranvías) deberían alejarse de la ciudad, o al menos de sus calles (en superficie).


Otras soluciones tecnológicas que mejorarían sustancialmente la seguridad de los pasos a nivel serían los obstáculos de accionamiento hidráulico o electro-mecánico, que pueden instalarse adicionalmente a las barreras standard.
Normalmente estas barreras se instalan para defender instalaciones de accesos no autorizados y posibles ataques terroristas

Cómo podrían reducirse sustancialmente los atropellos


Tal como escribí en un post anterior en el VeloCitiz, "es extremadamente fácil acceder con un vehículo motorizado a la gran mayoría de calzadas peatonales de las grandes ciudades, incluso a las de más afluencia de público, como ha quedado demostrado en tantas ocasiones, más aún recientemente." " El automóvil es una máquina peligrosa, en la ciudad quizá no tanto para los que van sentados dentro, sino para los que caminan cerca de ellos (y salvo que sean eléctricos, también para los que respiran sus humos,"




"Visto el peligro que supone para los peatones de las ciudades, a algunos nos sorprende que aún a día de hoy no haya apenas impedimentos al acceso de los vehículos a la mayoría de calzadas y zonas peatonales. Igualmente sorprende que tantos años después de la invención del genial airbag, los coches modernos aún no incorporen obligadamente un sistema anti-atropellos, que podría ser algo así como una combinación de un radar (similar a los que incorporan los coches más modernosr) con un sensor de colisión, como los que activan el airbag. Combinadas las señales de estos sensores, es fácil hacer que un coche se detenga, no repentinamente, pero sí de forma controlada y segura, si se dan circunstancias especiales. De este modo por lo menos se evitaría que se pudiera atropellar a uno tras otro, y también que alguien se diera a la fuga tras un atropello accidental. La electrónica permite muchas estrategias de control, pero quizá la mejor solución está en algo tan básico como sería separar la circulación de vehículos motorizados de la de peatones, y eso sería lo ideal, pero me temo que los pasos de peatones estarán ahí aún por mucho tiempo."


https://eidonxplorer.blogspot.com/2018/04/seguridad-precario-equilibrio-entre-la.html


Las barreras de protección a zonas peatonales no tienen por qué ser antiestéticas y pueden cumplir con una utilidad adioional, como las de la imagen, que pueden ser usadas para sentarse

Andenes de metro


Elementos de un sistema de puertas de andén, en este caso cerrado hasta el techo

Mejorar la seguridad en las estaciones de metro y tren

Los andenes de estaciones y paradas de metro siempre han sido lugares especialmente peligrosos, poco confortables y estresantes, dado que no resulta muy difícil caerse, ser atraído por la succión del aire al paso de un tren veloz, o incluso ser empujado, intencionadamente o no, a las vías.
Afortunadamente ya se empiezan a implantar las conocidas como puertas de andén (PSD o Platform Screen Doors), cuya mayor dificultad - o más bien, exigencia- de implantación ha sido la sincronización de la parada de los vagones frente a las puertas de las mamparas. En realidad la tecnología es muy similar a la de los ascensores con doble puerta, aunque ya antes las cabinas de ascensores podían parar exactamente frente a las puertas y no permitir su apertura a menos que estuviera convenientemente situado. En el caso del metro, el requisito es automatizar la parada de los trenes, para lo cual se emplean sistemas de balizamiento y sensores.







Resumiendo


La implantación generalizada de elementos tecnológicos o estructurales como los mencionados o sugeridos (las barreras deslizantes telescópicas de los pasos a nivel, pilones de separación de las calzadas de peatones, puertas de andén para estaciones de metro o tren) podrían mejorar enormemente la seguridad y confort de peatones, ciclistas y usuarios de transporte público en general, contribuyendo a que el transporte sostenible y la intermodalidad sean posibles y efectivas.







Comentarios